miércoles, 27 de abril de 2011

Skip Beat ! [Reseña]

Hoy he acabado de ver este estupendo anime ! Skip Beat en un momento no me llamó la atención y no sé por qué, ya que te deja con un buen cuerpo impresionante. Pensé que era un anime, pero como casi siempre, primero va el manga, no obstante, como buscaba un simple entrentenimiento, acabé por el anime. El manga es de Yoshiki Nakamura y cuenta hasta ahora con 27 tomos (174 capítulos) y 25 capítulos en el anime. Yo voy a comentar el anime.

Skip Beat! gira entorno a Kyoko Mogami, una chica de 16 años, que se marcha a Tokyo con su mejor amigo Shôtaro Futa con el próposito de ayudarlo en conseguir su sueño: adentrarse en el mundo del espectáculo y convertirse en cantante. Mientras Shô va consiguiendo subir peldaños en esta industria, Kyoko se hace cargo de las tareas de casa y en que todo esté perfecto cuando Shô (al que admira y quiere, por qué no decirlo) llegue (las pocas que va!). Pero todo acaba, cuando un día, por "casualidad" Kyoko escucha una conversión de su mejor amigo con su manager a la que revela que Kyoko es solo una sirvienta, nada más. A partir de aqu
í, Kyoko intentará entrar en el mundo del espectáculo. Cuando consigue hacerse un hueco en la productora, al ser principiante, no tendrá más remedio que entrar en una sección especialmente creada para personas en su situación. La sección :Love Me!. Es entonces cuando comenzará su venganza hacia Shô.

Con esto, paso a hablar de los personajes principales, a lo que tanto he cogido cariño ! :

Kyoko Mogami

Kyoko es una chica de 16 años, cuya situación ya he dicho en la sinopsis. Es una chica m
uy trabajadora, que intenta conseguir siempre el máximo, también por la educación que le impartió de pequeña su madre. Le gusta mucho Shô y siempre está luchando porque éste se siente bien y no se desanime de cara al futuro, ignorante por supuesto de lo que él piensa realmente (ya que se le ha subido la fama a la cabeza). Además, físicamente es muy normal, algo que anima respecto a todo. Por mi parte, es el mejor personaje de todo el anime en todo momento. Cada capítulo en el que sale es un soplo de aire fresco, diversión y pura realidad.
No es fácil sentirse identificado/a con ella, porque es un personaje demasiado fuerte y optim
ista, que duda y se entristece, pero que enseguida se recupera. Tanto sus momentos cómicos como serios son alucinantes. Los cómicos son una risa total, ya que la seiyu (Miki Nagasawa) es lo mejor, tenía registros de voz para todo y tonos que suben y bajan en cuestión de segundos, amoldándose a las situaciones. No quiero revelar más de ella, pues en definitiva, es un personaje que da gusto ir conociendo, sobre todo su gran evolución tanto personal como profesionalmente.




Ren Tsuruga

Bueno, aquí está el chico del anime, ja ja. Mi segundo personaje favorito... porque no sé. No es el arquetipo personaje-chico-de-la-serie. Con solo 20 años es considerado el idol más atractivo de Japón, dejando a Shô en séptimo luegar. Pero a parte de eso (algo que a Ren poco le importa), es considerado también uno de los mejores actores revelación de esa actualidad. Es aparentemente amigable y respetuoso, pero solo es una máscara en la que todos caen, a excepción de Kyoko y más o menos de su manager, que se dan cuenta de q
ue cuando Ren cambia a su actitud verdadera. Es un personaje muy completo, serio y maduro. Es importante su debilidad (que no voy a decir, evidentemente), ya que no solo le afectará finalmente personalmente, sino también de forma profesional. Sus momentos cómicos son incluso tan buenos como los de Kyoko (casi...), sobre todo, apoyados por el cambio de dibujo a una especie de chibi, que hace de Ren un personaje adorable, solo en esos instantes... Su seiyu (Ken Narita) también es adecuado para él. En definitiva, otro personaje que tampoco quiero desvelar más de él. Es fascinante descubrirlo.



Shôtaro Fuwa

No me hizo falta que abriese la boca para saber que no me iba a gustar absolutamente nada. Es el mejor amigo de Kyoko y le pidió personalmente a la chica que dejase el instituto para ir a Tokyo y ayudarle a conseguir su sueño. Es un ingenuo, egocéntrico y poco consecuente. Cabe añadir, que odia a Ren por ser mejor considerado que él en el mundo del espectáculo, sin considerar que él acaba de empezar. En el anime se presenta, como el "malo", dado que la primera impresión es mala y las siguientes también. Solo hacia el final
del anime se puede ir viendo una evolución importante en el personaje. Sus momento cómicos son buenos, porque se ven reforzados por la presencia de Kyoko y solo algunos destacan por su persona. Es bastante predecible y aunque no es más o menos típico ver este tipo de personajes, la situación en la que se construye es bastante atípica, por lo que cobra cierto interés.

El resto de personajes no sale sale de la línea, algunos más típicos que otros, pero siempre en el fondo con una línea de desmarque espectacular que te engancha. Acabas por quererlos a todos (menos a Shô, por mi parte) y apreciarlos. Son perfectos para el relato argumentativo y todos salen en su justa medida. Es lo mejor del anime.

El anime es para verlo en tiempo feliz o cuando te sientas desanimado o en cualquier momento. Si quieres pasar un buen rato, este es un shojo muy recomandable. El dibujo no tiene nada de especial. De trazos definidos y colorido, ahora sí, para mí lo más destacable son el movimiento y las formas del pelo y los detalles en los ojos. Pero sobre todo, las expresiones fáciales. El dibujante se esmera al máximo por tener un registro de facciones que abruma, algo que también es importante dado el tema que trata. Por parte del diálogo, tampo
co tiene un guión muy elaborado, pero entraña las típicas moralejas referentes al optimismo y valoración propia que te hacen sentir la persona más especial del mundo. La banda sonora es bastante normal, al igual que el opening y el ending, que no me han llamado mucho la atención, pero no dejan de ser imprescindibles.
Un dato importante es que pese a ser un shojo, el tema AMOR está bastante lejano de la historia. Solo al final se van sacando a relucir estos sentimientos, pero dejaos de triángulos amorosos o conversaciones que empalagan más que un pastel de chocolate. No sé si en el manga será distinto (que seguro que sí!) desde el principio o más adelante, pero es importante destacar que no es un shojo pastelón.


No obstante y pese a todo, como muchos animes, falla el final. Odio cuando se apresuran a sacar un anime y lo cierran cuando el manga continua. El final de la serie te deja con ganas de más y con las personalidades de los personajes sin concluir, sobre todo la de Ren y Shô. Estancan la evolución a mitad y se quedan tan a gusto. Creo que es lo único malo de todo el anime, la conclusión, aunque el transcurso sea perfecto. Es por ello que me voy a leer el manga y vosotros deberíais hacer lo mismo! (pero sin olvidar verlo, porque es genial!)

En definitiva, la recomiendo. Es un shojo/comedia/cotidiano muy divertido y que te deja con muy buen sabor de boca. Si yo no hubiese tenido una conexión a Internet tan mala estos días, sin duda me lo habría visto más rápidio, porque cada capítulo te deja con ganas de más. Brisa fresca para el cuerpo vamos. Love Me! - diría el director de la productora -.

Nota: 8'5/10 (en lo relativo a esta temática)


1 comentario:

  1. Me encanto el personaje de Tsuruga Ren,tiene todo!!!es sin duda lo mejor de la serie :D!!! eserando sig. cap. del manga... Saludos!

    ResponderEliminar